miércoles, agosto 30, 2006

La dura vuelta

Todo lo bueno se acaba. Estos días en el Pirineo Aragonés me han servido para desconectar de todo. Olvidar el trabajo, la búsqueda de editoriales y demás preocupaciones. Mónica y yo pudimos constatar que no sólo Nueva Zelanda posee esos paisajes encantados capaces de plasmar las maravillas de la obra de Tolkien. Nos faltó el Anillo Único. El Bosque de Fangorn, El Monte del Destino, Rivendel... Todo estaba allí. Incluso sufrimos la ira de Saruman en forma de tormenta - la verdad es que en un valle resultan estremecedoras - pero vale la pena contemplar las fuerzas de la Naturaleza en vivo.

Recomendable al 100 %, de verdad...




Mónica no pudo resistirse al color hipnótico del agua.










¿Podría tratarse de La Comarca?


















Un servidor en la ruta al Monte del Destino.













Precioso enclave para situar una ermita, ¿no os parece?














Cuando Saruman hace de las suyas...













¿A que invita a meditar?

7 comentarios:

xavi dijo...

Ahhh...envidia cochina la mía...he vuelto de Turquía y aún así no puedo evitar querer estar ahí con vosotros...mmmm...Me ha gustado el símil con La Comunidad y Cia.
La verdad es que hay cierto encanto mágico, pero sabido es que sois unos enamorados de dichos parajes, así que a alguien que te conoce tan bien como yo, no le dejas lugar a la sorpresa...ahhh...que cochina es la envidia....

Besos a los dos.

X

Luis Vea García dijo...

Bueno, no quiero ser malo pero ya es hora de que regreséis todos. El próximo quince me marcho yo.
Saludos y re-bienvenido.

Laura dijo...

Delicioso, por supuesto, ¡qué estupendas vacaciones! ¿Y ustedes, cuál papel representaban? ¿Aragorn y Arwen al final de la guerra del Anillo o Sam y su dulce Rosita, disfrutando felices de la Comarca? :)
Bienvenido a la realidad :)

Lurdena dijo...

Bienvenido. Qué lugar tan hermoso fuiste a buscar para pasar las vacaciones, siento sana envidia, sobre todo por el frío y la oscuridad que tenemos por este hemisferio. ¿Podrías poner más fotitos?

Un abrazo

Ruth dijo...

Ya está bien de tanta vacación, hombre, aquí hay que volver a currar y a ponerse serios con esto del blog, que nos has tenido abandonados/as y a esto no hay derecho ;-) Qué duro es el retonno, pobrecicos, qué pena me dais.

Un besazo.

Antonia Romero dijo...

El año pasado estuvimos en el valle del Bujaruelo y el anterior en el de Ordesa ¡me encanta el Pirineo!

¿Contentos? ¿Recuperados? ¿Estás listo para lo que viene?

Pues, venga, a trabajar.

Bienvenido.

Besos

JoseMSGamboa dijo...

Gracias, Xavi. Besos de Mónica también. Ya nos comentarás qué tal por Turquía.

Luis... qué poquito te queda. Disfruta, disfruta mucho y recarga pilas todo lo que puedas.

Laura... Aragorn y Arwen, ya nos gustaría, je, je... Aunque creo que nos tendremos que conformar con Sam y Rosita.

Lurdena, pronto vosotros tendréis verano y los papeles se invertirán, así que ve calentando motores. En cuanto a lo de poner más fotos... Hombre, podría pero no es el objetivo de este blog, no? Aunque puede que caiga alguna más.

Ruth, a tus órdenes. Enseguida que vuelva a la rutina volveré a postear más asiduamente. Ah! y tranquila por lo de tu falta de ganas de escribir. Seguro que es pasajero y pronto las letras querrán abrirse paso en tu imaginación.

Antonia, ¡qué bonito el Pirineo! Conocía parajes del catalán. De hecho, Aigüestortes me encanta. El aragonés es igual o más maravilloso si cabe. Nos quedaron muchas cosas por visitar y Bujaruelo fue alguna de las que nos recomendaron por allí. ¿Listo para lo que viene? Te puedo asegurar que no he dejado de trabajar y de pensar en ello. Vuelvo con nuevas energías y espero que duren.

Saludos y besos a todas y todos.